No permitas que te deje el tren de la modernidad, da el primer paso para acercarte a la tecnología cumpliendo estos tres retos y deja con la boca abierta a tus hijos y sobrinos.

Cada año llega con nuevos propósitos, pero puede que a esta altura ya estés desistiendo de varios de los tuyos. Está claro que andar de pelea con la modernidad ¡Ya Pasó! Así que si dentro de tus planes está reconciliarte con la tecnología o darle una primera oportunidad este artículo es justo el impulso que te hace falta para que des el primer paso cumpliendo tres retos que te demostrarán que puede convertirse en tu mejor amiga.

  1. Haz una videollamada desde tu celular y habla con alguien que está fuera del país.

Atrás quedaron los tiempos en los que tenías que comprar una tarjeta prepago, acercarte a una cabina telefónica o pagar millonarias cuentas de tu línea telefónica para poder comunicarte con tus amigos y familiares que viven fuera del país. Ahora es mucho más fácil gracias a las videollamadas.

La mejor parte es que aunque los diferentes servicios de videollamadas tienen su propia interfaz, los procesos son muy similares entre aplicaciones y solo necesitarás un celular con cámara, conexión a internet y la aplicación descargada para conectarte en vivo y adelantar cuaderno con cualquier persona sin importar el lugar del mundo en el que se encuentre.

En Whatsapp, Facebook Messenger y Skype: Selecciona el chat del contacto con el que quieres comunicarte, cuando la ventana del chat se abra selecciona el icono de la videocámara que se ubica en la esquina superior derecha junto al de una bocina de teléfono ¡Y listo! En cuanto tu contacto acepte la videollamada podrán verse y escucharse sin ningún costo adicional y por el tiempo que quieran.

Cuando quieras terminar la llamada el proceso también es muy sencillo, solo debes tocar el botón rojo que parece en la pantalla.

  1. Registra tu tarjeta de crédito en una página para hacer compras.

Otra maravilla de la tecnología es que ahora puedes comprar lo que quieres sin tener que moverte de tu casa. Además de que ahorras tiempo, puedes ahorrar dinero entre otros beneficios pero el primer paso para poder hacerlo es registrar tu tarjeta de crédito para el pago.

Es un proceso realmente sencillo y seguro si tienes precauciones básicas como las que te contamos en este artículo. Así que el miedo no es excusa y la falta de conocimiento tampoco, especialmente cuando te contemos lo sencillo que es asociar o registrar tu tarjeta.

En primer lugar inicia sesión en la página en la que quieras hacer la compra haciendo clic en Ingresar y escribiendo tus datos de ingreso. Si es la primera vez que entras a la página selecciona la opción Registrarse y llena el formulario con tu información para ingresar a la base de datos.

Cuando entras por primera vez solo debes seguir uno a uno los pasos que te vaya indicando la página hasta llegar a los datos de la tarjeta de crédito que ingresarás en el orden que te indique el formulario. De lo contrario, busca la opción Agregar tarjeta de crédito o Asociar tarjeta de crédito para acceder al formulario de registro que debes seguir en el orden que te indica la página.

Tip: Si te piden un código llamado CVC ten presente que se trata del código de verificación único que tiene tu tarjeta y que puedes encontrarlo en la parte de atrás. Son los últimos tres dígitos impresos justo después del espacio para la firma.

  1. Configura tu celular para sacarle más provecho

Ese aparatito que llevas a todas partes no sirve solo para llamar, aprovecha que ya lo tienes a la mano y sácale todo el jugo que puedas para que te facilite la vida en otros aspectos.

Los celulares inteligentes te ofrecen cientos de posibilidades, pero para empezar puedes usarlo para tareas como mantenerte al día usando el calendario de tu celular para organizar tus compromisos y no olvidar nada, puedes configurarlo para que te notifique antes de eventos como reuniones sociales y citas médicas.

Si tomas medicinas durante el día o tienes compromisos puntuales también puedes hacer uso de la alarma que se puede configurar para que además de sonar te indique con un texto el nombre de la medicina que debes tomar o el compromiso que debes cumplir ¡Como un asistente gratuito!

Por otra parte, si tu celular cuenta con infrarojo puedes usarlo como un control universal y olvidarte de los controles remotos tradicionales. Solo debes descargar una app como SURE Universal o Peel Smart Remote para cumplir realmente el sueño de llevar el control a todas partes.

¿Ves que no se trata de nada del otro mundo? Empieza ahora con estos sencillos retos y te aseguramos que luego de que veas la manera en la que te facilitan la vida no vas a querer regresar al pasado.